Buscar
  • AmiChile

Viceministro de Pesca de Perú: “Vemos a la acuicultura como el próximo motor de la economía”



En conversaciones con AQUA.cl, el viceministro detalló el interés de Perú por seguir potenciando los cultivos acuícolas, tanto en aguas marinas como continentales.


La semana recién pasada, la acuicultura nacional e internacional se reunió en la feria internacional AquaSurm realizada en la ciudad de Puerto Montt (región de Los Lagos) y organizada por el Grupo Editorial Editec. Hasta el sur del país llegaron delegaciones y autoridades de diversos países, entre ellos, el viceministro de Pesca de Perú, Javier Atkins, quien conoció por primera vez esta exposición y tuvo la oportunidad de reunirse con sus pares de países como Chile, Canadá, Noruega y Escocia


“Es la primera vez que vengo a AquaSur. Es una feria muy interesante, donde se reúne la oferta y la demanda en torno a la acuicultura; la oferta con una amplia variedad de equipamiento para desarrollos acuícolas, y la demanda con inversionistas que están haciendo sus apuestas en diferentes lugares del mundo”, mencionó.


En conversaciones con AQUA.cl, el viceministro detalló el interés de Perú por seguir potenciando la acuicultura, la cual está basada, principalmente, en el cultivo de trucha arcoíris (pan size) y concha de abanico, además de otros recursos como langostino, tilapia y paiche, constituyendo una actividad compuesta, mayoritariamente, por pequeños productores.


¿Qué perspectivas ve para la acuicultura peruana? ¿Cuáles son las proyecciones a futuro?

El Gobierno ve a la acuicultura como el próximo motor de la economía del país. De hecho, estamos proponiendo al Congreso Nacional una ley promotora de la inversión en acuicultura, mediante la cual se generarían beneficios para los inversionistas que quieran emprender tanto en el mar peruano como en la zona continental, es decir, ríos y lagos. El potencial es muy alto. Hoy tenemos una acuicultura en ciernes, pero lo que buscamos es continuar en la senda de países como Chile, que ha podido desarrollar la actividad y convertirla en un sector económico fundamental que genera más de 60.000 puestos de trabajo.


En Chile, una de las limitantes de la acuicultura, principalmente la salmonicultura, es la licencia social o el advenimiento de las comunidades para el desarrollo de estas actividades. En Perú, ¿cómo ven este tema? ¿Podría llegar a ser un freno también?

En el caso de la acuicultura no lo creo, puesto que la mayor parte de los emprendimientos están dentro de lo que se puede considerar una acuicultura artesanal, impulsada por la misma gente de las comunidades, que recibe apoyo del Estado para poder avanzar. Desde el viceministerio les brindamos constante ayuda para acompañarlos en sus pequeños desarrollos, aunque algunos ya no son tan pequeños. En el caso de la concha de abanico, por ejemplo, hemos logrado alcanzar producción del orden de los US$80 a US$100 millones, con la generación de más de 20.000 empleos. Además, recientemente, hemos ingresado los primeros dos contenedores de langostinos a China, luego de un arduo trabajo de la autoridad sanitaria. Tenemos muchos desarrollos privados, pero que cuentan siempre con el acompañamiento del Estado en lo que se refiere a inocuidad de la producción; esto es fundamental para una acuicultura sostenible.


En cuanto a la pesca industrial, ¿qué avances se han incorporado para tener una actividad más sostenible?

Tenemos la pesquería más grande del mundo, que es la de la anchoveta. Ahora, estamos en medio de un proceso de cambiar las reglas del juego, en el sentido de emitir nuevos derechos de pesca para esta especie, ya que por muchos años lo que se paga por la extracción de la pesca no alcanza para cubrir los gastos que tiene el Estado. Esto porque entidades de investigación, como el Imarpe, además del Sanipes, han crecido mucho y requieren mayor inversión en equipamiento. Es por eso que estamos con este cambio en los derechos para la segunda temporada de pesca de la anchoveta que comienza alrededor del 20 de noviembre.


Hemos podido apreciar que Perú se ha preocupado bastante de promocionar el consumo de productos del mar en su población local, camino que Chile también ha comenzado a tomar. ¿Cuál es la relevancia de este asunto?

Para nosotros es fundamental, porque a pesar de que tenemos las pesquerías más grandes del planeta, aún sufrimos de un alto grado de desnutrición en la población. Es por eso que se creó el Programa Nacional “A comer pescado”, mediante el cual hemos podido lograr un incremento en la ingesta de pescado de alrededor de 3 kg per cápita en los últimos cuatro años. Seguimos impulsando este programa en colegios e instituciones con el fin de que se creen hábitos de consumo positivos de que, al menos 4 días a la semana, los niños y jóvenes puedan comer pescado. Estas actividades cuentan con todo el apoyo presupuestario que requieren, pues son muy importantes.


Fuente: Aqua.cl. Ver artículo original aquí

0 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071