Buscar
  • AmiChile

Presidente de Sofofa: “Hay maneras de perfeccionar la Ley Lafkenche”


“No es necesario suspender la tramitación de una concesión de acuicultura, por ejemplo, mientras se pide una tramitación a base de la Ley Lafkenche”, enfatizó el ejecutivo.



La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) ha tomado un activo rol en la defensa de los sectores productivos, como la pesca y acuicultura, que se están viendo afectados por la Ley N° 20.249, más conocida como “Ley Lafkenche” y que, hace unos diez años, creó los “Espacios Costeros Marinos de los Pueblos Originarios (ECMPOs).


El gremio formó una Mesa de Trabajo para abordar el asunto, incorporando en la discusión a gremios del sur del país con el fin de analizar posibles pasos a seguir. De igual forma, se ha planteado el tema a la autoridad, la cual “está consciente de la complejidad y de las consecuencias que este cuerpo legal puede significar”, según las palabras del presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín.


En una reciente visita a Puerto Montt, el representante de los empresarios comentó que “la Ley Lafkenche tiene un objetivo loable, que es resguardar los derechos de los pueblos originarios en el uso del  espacio marino. Pero a veces las leyes, además de procurar un objetivo, tienen que sopesar y analizar cuáles pueden ser los efectos secundarios. Aquí, ha pasado que (la ley) ha representado una traba para toda la industria que requiere utilizar el espacio marino a través de puertos, concesiones marítimas, concesiones de acuicultura o para la pesca”.


A juicio del ejecutivo, “lo que hay que hacer es compatibilizar el objetivo loable, como es el legítimo derecho de los pueblos originarios de hacer uso de su espacio marino, con el desarrollo productivo”.


Pero, ¿cómo hacerlo? “Creo que hay maneras de perfeccionar la ley, de forma que no implique una paralización de solicitudes de concesiones que pueden estar por años suspendidas porque hay una solicitud de ECMPO. No es necesario suspender la tramitación de una concesión de acuicultura, por ejemplo, mientras se pide una tramitación a base de la Ley Lafkenche. Además, creo que las resoluciones deberían andar mucho más rápido”, sostuvo.


Bernardo Larraín precisó que una opción es perfeccionar el cuerpo legal en sí mismo, pero que, como esto se podría transformar en una discusión de largo aliento, también se podrían implementar avances a través de reglamentos o simplemente en la práctica. “Cambiar una ley de pueblos originarios requiere de consulta indígena. Por eso, quizá se puede partir por agilizar los plazos de las tramitaciones e incorporar requisitos de admisibilidad de solicitudes de ECMPOs, porque a veces pequeñas comunidades solicitan áreas muy extensas. Tiene que haber un criterio donde se determine si una petición es admisible o no; si es proporcional o no. Estas acciones no requieren cambio legal”, sostuvo.


“A veces las soluciones están más cerca de lo que uno piensa. Pueden haber cambios a través de reglamento o en la misma acción de las entidades públicas que son responsables de otorgar esas concesiones”, recalcó el empresario.


Fuente: Aqua.cl. Ver artículo original aquí

3 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071