Buscar
  • AmiChile

Por bloqueo en Chiloé: Cultivadores de Moluscos de Calbuco envían carta a autoridades

“Se ha cortado la única forma de obtener ingreso al productor al no poder vender su chorito en plena temporada de cosecha, lo que, a su  vez, no permite continuar con el ciclo”, expresó el presidente del gremio, Claudio Torres, en la misiva.


La Asociación de Cultivadores de Moluscos de Calbuco, presidida por Claudio Torres, compartió con AQUA.cl una carta enviada al seremi de Economía de la región de Los Lagos, Francisco Muñoz, además del intendente, Harry Jurgensen, en la cual expresan las dificultades que ha significado para los mitilicultores el cierre del tránsito terrestre en la Isla de Chiloé debido al covid-19:


“Junto con saludar a usted y equipo de trabajo, a quien también deseamos se cuiden, dada la actual condición de pandemia que estamos viviendo como país y que nadie lo esperaba, queremos comentar a usted que se entiende la actual situación que estamos viviendo, y todos queremos minimizar el contacto entre los trabajadores o productores de choritos. Nuestro gremio, la Asociación de Cultivadores de Moluscos de Calbuco plantea que, en general, la comuna produce cerca de 55.000 toneladas al año, las que están distribuidas en aproximadamente  130 concesiones de acuicultura de mitílidos o titulares, donde el 80% de ellos son pequeños acuicultores, ubicados en las 14 islas de la comuna.


En la mayoría de los casos, estos productores tienen  emprendimientos que trabajan junto a sus familias (hermanos, tíos, sobrinos), dando empleo directo, ya sea formal e informal, a cerca de 1.300 personas aproximadamente en Calbuco, tanto en cosecha como en siembra. Acá no  está considerado el recurso humano que se usa en la logística de la operación de “cosecha o siembra”, como lanchas de acarreo de materia prima de engorda desde los centros de cultivos a playas de desembarques o semilla  y camiones usados para el transporte de materia prima desde Calbuco a Chiloé, así como tampoco el  traslado de semilla desde Chiloé o Estuario a Calbuco  vía terrestre.


Para el transporte terrestre, se pueden tomar medidas, como sanitizar el camión por el exterior con amonio cuaternario o algún satirizante al momento de salir de la playa, o lugar de embarcadero hacia Chiloé para garantizar la bioseguridad de la gente de la isla. No me cabe la menor duda de que las plantas de proceso que compran la materia prima se encargarían de este protocolo de seguridad. Esto podría permitir abrir el cerco sanitario a los productores de mejillones, principalmente de Calbuco.


Con la resolución sanitaria del 30 de marzo, donde se crean barreras sanitarias en el acceso de Chiloé y Pargua, se impide el paso de camiones con  cosecha de choritos  del resto de la región y de productores de la comuna de Calbuco. Todo esto, ha generado una crisis tanto económica, como social y medioambiental a las ya vividas adicionalmente por la pandemia.


Explicamos:


Económica: Se  ha cortado la única forma de obtener  ingreso al productor al no poder vender su chorito en plena temporada de cosecha, lo que, a su  vez, no permite continuar con el ciclo. No entendemos el criterio acerca de por qué sí se puede dejar transitar recursos o moluscos provenientes de la pesca artesanal o recolectores y no nuestros productos que cumplen con toda la trazabilidad sanitaria y medioambiental y con el Programa de Sanidad Moluscos Bivalvos que exige Europa para que las plantas puedan exportar.


Social: Como es una industria formal e informal, se deja de prescindir del recurso humano antes descrito, por lo tanto, se le cortan los brazos al trabajador al no dar ninguna opción de trabajo y generar dinero para el sostén de su familia y prepararlos con abastecimiento de víveres o alimentos para su familia frente a la contingencia que se viene.


Ambiental: Lamentablemente, al no poder bajar carga de las líneas de choritos, o sea cosechar, como es un producto natural este sigue creciendo y va apareciendo fauna acompañante. Al no disponer de flotadores para reforzar las líneas, estas se hundirán, produciendo mortalidades y daños en los fondos. Estamos hablando de 130 emprendimientos de Calbuco, que es lo mismo que decir restaurantes, cocinerías o restaurantes, con la diferencia de que los últimos cierran la cortina y en el negocio solo salen arañas. En cambio en el caso de los primeros (mitilicultores) se cierra la cortina y se hunde de verdad el negocio, generando un daño ambiental.


No tenemos medidas claras de parte del Gobierno aún  para los productores de choritos, según se planteara en la mesa del Programa Estratégico  Regional, acerca de cómo enfrentar esta pandemia y de qué recursos realmente se dispondrá para ayudar a la acuicultura de pequeña escala o a las micro y pequeñas empresas en la industria productora de mejillones de la región. Lo que es peor aún, dado el cierre del tránsito de camiones con choritos o semilla a Chiloé, se impidió generar empleo en las zonas más aisladas, donde la única opción de trabajo es la mitilicultura.


Es importante dar a conocer que nuestra industria está formada por 1.100 titulares en la región de Los Lagos, de los cuales el  89,9 % son micro y pequeñas empresas, es decir son casi 1.000 titulares de concesiones equivalentes a 1.000 cocinas, restaurantes etc… Es un negocio donde existen emprendedores en toda la desfragmentada región; la única fuente de empleo en la isla Puluqui, Chidhuapi y otras”.


Fuente: Aqua

17 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071