Buscar
  • AmiChile

Pescadores en alerta tras robo de 3 lanchas en Quetalmahue

El avalúo de las especies sustraídas supera los $20 millones, incluyendo las naves, motores fuera de borda, compresores y otros equipamientos destinados a labores de buceo en el área.



Pérdidas significativas que se empinan por sobre los $20 millones en perjuicio de su patrimonio y principal fuente de ingresos económicos sufrieron tres familias ligadas a la pesca artesanal, tras el robo de sus embarcaciones en Quetalmahue, comuna de Ancud.


Lo que debía ser ayer una jornada normal de trabajo para la extracción de almejas en el área se convirtió en una pesadilla para los afectados, al constatar tempranamente que sus bienes habían sido sustraídos desde la bahía.


Este suceso que no es nuevo en los sectores costeros interiores al norte de la Isla encendió las alarmas entre los pescadores, quienes iniciaron una frenética búsqueda para dar con la ubicación de los navíos con sus respectivos motores fuera de borda.


Con el correr de las horas dos de las tres lanchas fueron halladas cerca del golfete de Quetalmahue y en la playa Lechagua. A uno de los botes le faltaba el motor.


En tanto, la lancha "San Sebastián" con matrícula de Ancud y propiedad del buzo Patricio Altamirano, sería ubicada durante la tarde en Chayahué, comuna de Calbuco sin el motor.


"Nos dimos cuenta a las seis y media de la mañana cuando la lancha no estaba, tenemos una inversión de unos 7 millones de pesos", relató Altamirano.


La víctima lamentó que con este tipo de robos los principales afectados son los propios buzos debido a la fuerte inversión y el trabajo familiar.


A este respecto, la fuente dijo que "quedamos de brazos cruzados, es nuestro trabajo y hubo mucho esfuerzo". Un duro golpe más allá de ubicar posteriormente la nave.


Por su parte, Fernanda Velquén y su esposo, quienes tras comprobar que habían sustraído su lancha de nombre "Fabián I" pudieron encontrarla abandonada cerca de Quetalmahue pero sin el motor.


La mujer sostuvo que "cuando bajé al puerto no estaba la embarcación y nos dimos cuenta que en la bahía faltaban dos lanchas más, se avisó y salieron otras embarcaciones a buscarlas".


La pobladora aseguró que el motor sustraído a su cónyuge tiene un avalúo de $8 millones, mientras que la otra nave tiene un valor estimado en $5 millones.


Armada

Este nuevo tipo de ilícitos en los bordes costeros consta ya en los antecedentes de la capitanía de puerto local.


A través de su policía marítima se iniciaron las primeras pesquisas instruidas por el Ministerio Público.


Ricardo Barrios, jefe de la unidad naval ancuditana, aclaró que a partir de la denuncia se desplegaron sus servicios con el apoyo de patrullas por mar y tierra.


"Encontramos dos embarcaciones, las dos estaban semihundidas y una estaba sin el motor", apuntó el oficial.


En tanto, la fiscal (s) del Ministerio Público, Pilar Werner, confirmó la realización de los trámites por parte de la policía marítima para aclarar la sustracción de las naves.

"Iban a verificar el estado de las lanchas para ver si se podía obtener algún tipo de muestras, huellas para determinar quiénes las habrían sustraído", dijo la abogada.


$8 millones cuesta solo uno de los motores sustraídos a una de las embarcaciones.

6.30 horas de ayer una de las víctimas se percató del atraco en la playa del villorrio.


Fuente: Diario La Estrella de Chiloé. Ver artículo original aquí

9 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071