Buscar
  • AmiChile

LA PEQUEÑEZ POLÍTICA Y LA BASURA EN CHILOÉ

Cuando existe un tema tan sensible como es el de los desechos en Chiloé, una problemática que llevaba años sin ser vista y atendida, extraña y molesta que ciertos grupos quieran aprovechar esta instancia para sacar provecho.


Sin más, lo ocurrido en Dicham fue la voz de alerta para todos, sin distinción. No estábamos haciendo lo que correspondía en materia de tratar los residuos domiciliarios y mirábamos para el lado, esperando que la basura fuese sacada desde nuestros hogares y también desde nuestras conciencias para ir a lugares que preferíamos obviar y desconocer. Pero lo que generábamos siguió acumulándose y dañando nuestro entorno, fuimos reactivos, sin duda alguna, pero el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y el intendente regional Harry Jürgensen entendieron que no había margen para buscar culpables, sino soluciones.


Pero quienes nunca hicieron nada por el destino final de los desperdicios en Chiloé, ahora siendo oposición, salen a negarse a cualquier alternativa que se presente: no a los rellenos sanitarios, y exponen que debemos aplicar tecnologías como las que existen en Suecia o Alemania; cuando aún estamos en una etapa de cierre de vertederos y basurales, muy lejos de lo que existe en países desarrollados que poseen los recursos para instalar estos centros de procesamiento. Esa no es nuestra realidad.


Hoy aparecen muchos ecologistas haciendo apologías de su conciencia medio ambiental, cuando antes no reclamaron ni protestaron, ni menos incentivaron lo mínimo como es el reciclaje o se unieron para concientizar a la población de una situación de la que nunca se preocuparon.


Asimismo, rechazan toda propuesta de terrenos para la instalación de un relleno sanitario. No quieren que la basura que producimos todos los chilotes, incluidos ellos, quede en Chiloé. Entonces pareciera que su propuesta es sacarla y llevarla lejos de la Isla, cuando sabemos a nadie le gusta recibir la basura de otros. Quienes son hoy oposición a soluciones sanitarias con tecnología como la que podemos implementar, salen a defender la ecología y el medio ambiente, sin haber hecho nada antes por cuidarlo.


El depósito final de los residuos domiciliarios e industriales requiere el compromiso de todos. Debemos aprender a reducir, reutilizar y reciclar. Nuestro deber es aunar criterios y buscar medidas en conjunto, con nuestras autoridades a nivel regional, y no buscar el rédito político cortoplacista en momentos en que nunca, ni siquiera ellos mismos, hicieron algo por no contaminar nuestras napas subterráneas, caudales fluviales, flora y fauna. Los basurales y vertederos siguieron su silencioso daño a vista y paciencia de quienes hoy se niegan a dar una respuesta responsable a los desechos en Chiloé.


Fuente: Diario La Estrella de Chiloé




0 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071