Buscar
  • AmiChile

Impacto del COVID-19 en el comercio mundial de seafood

¿Qué sucede actualmente en el comercio internacional de productos pesqueros, a causa del COVID-19? Según portales de noticias de seafood en el mundo (Undercurrent news, seafoodsource, revista IP, FIS):

• El cliente en destino que redistribuye a restaurantes, hoteles, minoristas, etc.; ve que el coronavirus ha logrado que las personas se enclaustren en sus hogares y no frecuenten lugares donde se comercializan productos del mar, vemos que el hábito de consumo se ve restringido y por tanto los importadores se ven obligados a regular sus compras.

• Varios países en las últimas horas han cerrado el comercio, restaurantes, y el gran gasto en consumo de productos del mar sobre todo en países de la UE y USA se realiza en este tipo de lugares. El segmento Horeca, ha quedado expuesto y, se percibe en el ambiente un crecimiento en los servicios online y de entrega a domicilio en muchos mercados.

• Incertidumbre para los cargamentos aéreos, se espera que las fronteras se mantengan abiertas para mercancías, sobre todo los envíos de productos fresco enfriados que van a Europa y Asia. Una consecuencia directa de esta nueva coyuntura podrían ser volúmenes más pequeños de pescado fresco, lo que supondría un cambio desde los productos pesqueros frescos a los congelados y conservas.

• En España, tras casi una semana desde que se decretó confinamiento a la población, han empezado a surgir efectos colaterales, y también directos en el comercio de productos pesqueros: desplome de precios debido al cierre del canal Horeca y la baja demanda en los puntos de venta; problemas logísticos; gestiones para garantizar las medidas de seguridad y una preocupación latente sobre qué pasará en los próximos días. El cierre de bares y restaurantes pasa factura. Al mismo tiempo, con los consumidores en casa debido a las medidas de confinamiento y pasada la psicosis inicial de la acumulación de alimentos, plazas, supermercados y pescaderías empiezan a percibir que la gente ha dejado de hacer la compra diaria. Como es lógico, los frescos es la categoría más sensible y el producto desembarcado, que sigue siendo de muy alta calidad, no tiene salida, los precios caen y los congelados habrían tomado el relevo al fresco, ante el cambio abrupto en los hábitos de consumo.

• La industria pesquera noruega desempeña un papel muy importante en la cadena de suministro de alimentos, y en estos tiempos difíciles, es importante mantener la cadena de suministro en marcha y garantizar que todos tengan acceso a alimentos saludables y nutritivos. El gobierno noruego ha reconocido la parte vital que desempeña la industria pesquera en esto, y la ha clasificado como industria de importancia crítica, por tanto las fronteras no estarán cerradas para el transporte de mercancías. “Nadie sabe realmente a qué nos enfrentamos, lo que sí sabemos es que las personas necesitan comer y tenemos algunos de los mejores y más saludables alimentos disponibles” apuntó el CEO de Norway seafood council (NSC).

• Con la propagación del coronavirus y las restricciones resultantes en la entrada por países, las compañías navieras de todo el mundo están luchando por reemplazar a la gente de mar. Siguiendo la política de NYK de no cambiar a los marineros en principio para el próximo mes, Kawasaki Kisen Kaisen y el gigante naviero danés AP Moller Maersk también han decidido posponer el reemplazo de la tripulación. Las compañías navieras se enfrentan a una fase difícil de mantener los servicios logísticos y garantizar la seguridad de la gente de mar.

• La pesca danesa se ve afectada por la crisis del coronavirus, y las medidas necesarias para limitar el brote en Dinamarca y en toda la UE tienen consecuencias en el aplanamiento de la demanda de productos del mar por parte del comercio de restaurantes. Los precios en la subasta han caído y esto podría tener más consecuencias de largo alcance.

• El derrumbe en el precio del langostino argentino no tiene pronóstico de recuperación ni en el corto ni mediano plazo. Hay sobre-stock de langostino y es inminente el cierre de la pesquería de langostino en aguas de jurisdicción provincial lo que implica la paralización de la flota y la des-aceleración de la actividad en las plantas de procesamiento.

• El transporte marítimo de contenedores está siendo una de las principales víctimas de COVID-19. Como facilitadores del comercio global, los transportistas están expuestos a circunstancias que escapan a su control. Hasta ahora, el impacto del Covid-19 en el transporte de contenedores ha sido bastante soportable, pero cuanto más largo y más extendido sea el brote, más daño causará.

• La logística china se está recuperando. En conjunto, representantes de compañías de logística locales en Japón dicen que las regulaciones de tránsito se están relajando y los conductores están regresando al trabajo, y actualmente no hay obstáculos importantes para transporte nacional, excepto en algunas partes de la provincia de Hubei. Las importaciones ya han aumentado en logística internacional, y es probable que las exportaciones comiencen a gran escala esta semana. Sin embargo, persisten las preocupaciones sobre la escasa oferta y demanda de transporte aéreo y el aumento de las tarifas de transporte.

• Para el caso de Chile, en términos de volumen 2/3 de los productos pesqueros chilenos se venden en el exterior, por tanto, es fundamental garantizar que el flujo de productos a los mercados extranjeros permanezca inalterable.


Fuente: ProChile y Sonapesca

32 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071