Buscar
  • AmiChile

Explican las regulaciones ambientales y penales que debe cumplir el sector acuícola

Los escenarios regulatorios actuales, expresada no solo en la existencia de la Superintendencia del Medio Ambiente y el aumento de las sanciones administrativas, sino también por la mayor amplitud de los tipos penales pertinentes, hacen necesario que la industria acuícola desarrolle y abrace las mejores técnicas y mecanismos para abordar y gestionar sus dificultades, tanto de manera preventiva como reactiva.

El cumplimiento ambiental constituye un aspecto central en cualquier gestión exitosa de una empresa, especialmente, cuando su giro se relaciona con la explotación o uso de recursos naturales o sus impactos están asociados a componentes medioambientales relevantes.


En ese contexto y a propósito del caso Nova Austral, Marie Claude Plumer y Marcos Contreras, del estudio jurídico Chaves (www.chaves.cl), elaboraron un documento para explicar en detalle las regulaciones ambientales y penales que debe cumplir la industria que se dedica al cultivo de especies hidrobiológicas en Chile, especialmente la del salmón.


«La actividad acuícola ha tenido un desarrollo exponencial en los últimos 20 años, constituyendo hoy día un pilar central de la economía nacional. Asimismo, es una actividad profusamente regulada a nivel sectorial, siendo su marco principal la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), y los reglamentos RAMA y el RESA, a lo que debe sumarse las innumerables resoluciones del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca). Por su parte, al referido marco regulatorio del sector, deben agregarse, las regulaciones ambiental y penal a las que están afectas, constituyendo una triada regulatoria, compleja y relacionada«, comienzan subrayando Claude Plumer y Contreras.


Más adelante, sostienen que toda la normativa exige la decisión de abordar la realidad propia de una instalación de manera integral o, al menos, en algunos de sus aspectos –sectorial, ambiental o penal–, considerando especialmente que la industria acuícola se caracteriza por sus altos riesgos ambientales y sanitarios, los que debieran fundamentar la adopción de decisiones oportunas y acertadas, que permitan afrontar las exigencias actuales.


En ese sentido, los escenarios regulatorios actuales, expresada no solo en la existencia de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y el aumento de las sanciones administrativas, sino también por la mayor amplitud de los tipos penales pertinentes, hacen necesario que la industria desarrolle y abrace las mejores técnicas y mecanismos para abordar y gestionar sus dificultades, tanto de manera preventiva como también de manera reactiva.


Fuente: Aqua.cl





4 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071