Buscar
  • AmiChile

Estudio determina que cambio climático aumenta los florecimientos de algas nocivas

Existen registros fósiles de hace 130 millones de años de las mareas rojas, y de hecho hubo muertes masivas de invertebrados por esa causa.

(Notimex) El cambio climático y el vertimiento de aguas residuales al mar hacen más frecuente los florecimientos de algas nocivas (FANs), también denominados blooms o más comúnmente como mareas rojas, destacó una investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Lorena Durán, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL), explicó que uno de sus objetivos es identificar el impacto de la contaminación de plásticos en las microalgas.

De acuerdo con Gaceta UNAM, existen registros fósiles desde hace 130 millones de años de las mareas rojas, y de hecho hubo muertes masivas de invertebrados por esa causa.


Los FANs pueden causar intoxicación en los peces, matan aves y pueden causar daños a la salud en las personas que llegan a consumir pescados y mariscos contaminados con las toxinas que producen.


“Entender cómo el cambio climático y la contaminación afectan a las microalgas, que son la base de todo lo viviente en el mar, nos ayudará a proteger el fondo marino, los arrecifes de coral y la columna de agua”, puntualizó Lorena Durán.


La especialista y sus colaboradores estudian las razones por las cuales las microalgas se reproducen sin control y generan florecimientos nocivos. Realizan estudios específicamente en los mares del Caribe mexicano.


“Estamos dedicados a la identificación de especies de microalgas para determinar qué toxinas producen, qué tan tóxicas son y qué cantidad de estas depende de su relación simbiótica con bacterias”, detalló.


Octavio Carrillo Andrade, uno de los integrantes del estudio, trabaja con microalgas que producen toxinas paralizantes, en específico de la especie Gymnodinium catenatum, y analiza su metabolismo cuando son expuestas a compuestos que liberan los plásticos.


El objetivo de la investigación es determinar si la contaminación por ese material afecta las microalgas. Aunque no se sabe cuál es la función de dichas toxinas paralizantes, los expertos estiman que son un reservorio de nitrógeno y que están relacionadas con la división celular.


Lorena Durán enfatizó que algunas microalgas tóxicas podrían tener uso médico, pues las toxinas paralizantes, al interactuar con los canales de sodio (proteínas celulares relacionadas con los impulsos eléctricos) impiden la comunicación entre los nervios y, de esta manera, podrían eliminar el dolor.


Entre los efectos que pueden ocasionar las algas nocivas son diarrea, sensación de frío-calor, dolor de estómago, de rodillas, de codos y de músculos, depresión y bradicardia, entre otros.


Fuente: Aqua.cl




0 vistas

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071