AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071

Buscar
  • AmiChile

Estudian mejores ubicaciones en aguas federales de Nueva Inglaterra para el cultivo de mejillón

Las aguas federales de Nueva Inglaterra en la costa Este de Estados Unidos ofrecen buenas condiciones para la crianza de mejillones (Mytilus edulis), con un mercado estable y una tecnología de cultivo bien desarrollada. Además, son comercialmente importantes para la región hasta el punto que se llegan a importar al país, principalmente desde Canadá, 225 veces lo que se produce localmente.

Sin embargo, producir en la Zona Económica Exclusiva de la región Este de Estados Unidos no está exenta de desafíos relacionados con la posibilidad de realizar los fondeos, la exposición de las aguas, las temperaturas idóneas para la fijación del biso a las cuerdas, la disponibilidad de alimentos, y la competencia con otras actividades.

Con objeto de ofrecer garantías a los empresarios que deseen adentrarse en la aventura de cultivar mejillones, investigadores del Centro de Ciencias Pesqueras del Noroeste de NOAA han publicado en Journal of Marine Science and Engineering un estudio en el que han localizado 6 sitios en el océano, mar adentro, y que son ideales para el cultivo de mejillones en puntos de la costa de Estados Unidos como Long Island en Nueva York, el norte de Cape Ann en Massachusetts, y New Hampshire.

Ya anteriormente, años atrás se hicieron intentos con pruebas piloto de cultivo de mejillón en varias ubicaciones con resultados prometedores pero que finalmente no concluyeron en una fase comercial.

Los propios autores del estudio reconocen que estas aguas ya se encuentran ocupadas por diversos usos competitivos y superpuestos, por lo que encontrar ubicaciones óptimas para las granjas de mejillones no es una cuestión fácil, especialmente cuando unos usos deben ser excluidos para que otros puedan prosperar.

En sus estudios, los investigadores establecieron ubicaciones óptimas para el fondeo de las estructuras de cultivo, estudiando los datos históricos de 2005 a 2012 en términos de temperatura y de clorofila.

En sus resultados, sugieren que las cuerdas de mejillón sumergidas durante el verano a una profundidad mínima de 15 metros en las áreas del norte y a una profundidad mínima de 20 metros en las áreas del sur de Nueva Inglaterra tienen la temperatura óptima y abundante biomasa de fitoplancton para el cultivo de mejillones (Galloprovincialis edulis).

Los investigadores de Milford midieron la biodeposición, un indicador que relaciona la deposición del material biogénico en el fondo de un cuerpo de agua, y que se relaciona con el éxito de la alimentación, en una granja experimental de productos del mar en Rockport, Massachusetts, para validar la profundidad pronosticada.

Utilizando estos datos, confirmaron funciones satisfactorias de alimentación, digestión y asimilación de alimentos por los mejillones. En esta fase del estudio, Mizuta y Wikfors fueron asistidos por investigadores del Northeastern Massachusetts Aquaculture Center en el Laboratorio Marino Cat Cove de la Universidad Estatal de Salem, que mantiene la granja experimental.

Las áreas locales con potencial tienen gradientes de temperatura poco profundos, como en Long Island, Cape Ann, Massachusetts y New Hampshire. Con los diseños actuales de la granja, debería ser posible ajustar la profundidad de las cuerdas de mejillones, manteniéndolos dentro de su rango de temperatura ideal. Las profundidades recomendadas también se pueden ajustar a futuros aumentos de temperatura asociados con el cambio climático.


Fuente: MisPeces.com



2 vistas