Buscar

Avanza la búsqueda de una solución a dañina convivencia con lobo marino

REDUCIR IMPACTO. Desde diferentes sectores surgen propuestas para evitar que este mamífero siga causando perjuicios a la actividad de la pesca artesanal.


Los problemas que acusa la pesca artesanal por los habituales problemas que enfrentan al tener que interactuar con el lobo marino, están en vías de tener solución.



Durante estos últimos días, se ha conocido atractivas propuestas para aminorar el impacto de esa convivencia, cuyo mayor efecto es la pérdida de la producción y de las artes de pesca, debido al ataque de esos mamíferos marinos.


Una interesante idea surgió durante el taller "Efectos del lobo marino en la pesca artesanal de la Región de Los Lagos", que organizó la Cooperativa de Pescadores de Puerto Montt (Copermontt), en la que se propuso incorporar parte de la mortandad que reporta la industria de los salmones, a objeto de desviar la atención de los lobos y que los pescadores artesanales no vean amenazadas sus habituales faenas de captura de la merluza austral.


Con ayuda de la ciencia

Además, no se descarta comenzar a aplicar un plan de control de natalidad. El director zonal de Pesca de la Región de Los Lagos, Jürgen Betzhold, admitió que tal iniciativa ya está siendo evaluada, a través de estudios que han impulsado investigadores en Valdivia.


"Debido a los ataques a cisnes, que se ha visto en los medios, es una prioridad del Gobierno Regional de Los Ríos solicitar estudios a la Universidad. Ahí, los investigadores han propuesto buscar métodos de esterilización y de captura de los ejemplares juveniles que han atacado fauna nativa, para relocalizarlos en otras zonas", especificó.


Apuntó que aunque es una situación que afecta a los pescadores artesanales de la región, es considerada como un tema nacional. "Si es positivo lo que se está haciendo en Los Ríos, sin generar impacto negativo en los lobos, también se podría ver su aplicabilidad en esta región o en otras. Lo importante es tomar las ideas positivas y no volver a asignar cuotas para cazarlos".


Betzhold insistió en el concepto de protección de ese mamífero, al que consideró como "un patrimonio que tenemos como país", desde el punto de vista del turismo y la observación. Por eso alentó la búsqueda de alternativas de mitigación, como mejorar las artes de pesca "e incluso disponer de una parte para vender o compartir con otros países que tienen menos lobos que nosotros. Existen alternativas. Estamos dispuestos a escucharlas".


Mientras que en el taller organizado por la Copermontt, también se propuso otro estudio, esta vez en las aguas interiores, de manera de precisar la conducta del lobo con la pesca artesanal menor.


"Es necesario levantar información desde aguas interiores, para saber el real impacto de lobo marino con la pesca artesanal en esa zona", apuntó Juan García, presidente de esa cooperativa.


Opciones que se manejan para evitar que rompan los espineles, son otorgar más velocidad a los viradores, así como utilizar sistemas disuasivos de sonido, entre otros.


Estudio en calbuco

Para avanzar en el análisis de esta interacción, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), realiza en Calbuco un análisis de los "factores críticos" de esta convivencia.


La tarea, que se inició a fines de noviembre, se enmarca en las iniciativas que lleva adelante la Subpesca, como un concurso de ideas dirigido a pescadores, un manual de buenas prácticas para "convivir" con el mamífero, y el desarrollo de pruebas con dispositivos sonoros y viradores, para determinar si son capaces de ahuyentar a los animales, sin dañarlos.


En el estudio, que se llevará adelante en un plazo de seis meses, participa una consultora especializada, cuya labor estará enfocada en la descripción de las faenas pesqueras, en los aspectos sanitarios de la actividad, tanto en el mar, como en las caletas; y en el análisis y cuantificación de los lobos marinos, entre otros aspectos.


Como parte de ese trabajo, los expertos acompañarán a los pescadores en sus faenas cotidianas, tanto a bordo de las embarcaciones, como en las caletas.


Fuente: Diario El Llanquihue. Ver artículo original aquí

40 vistas0 comentarios