Buscar
  • AmiChile

AmiChile llama a cuidar el medioambiente y cumplir con las exigencias establecidas en el RAMA

Actualizado: mar 24



La Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile) hizo un llamado a los acuicultores a respetar el RAMA (Reglamento Ambiental para la Acuicultura) y así proteger el medioambiente y la biodiversidad de mares y playas.

Desde la organización que reúne a medio centenar de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas ligadas al mejillón chileno o chorito, recordaron que es tarea de todos quienes se dedican a actividades de cultivo en el mar, ocuparse de no afectar la naturaleza, poniendo énfasis en hacerse cargo, sobre todo, de “la mantención de la limpieza y del equilibrio ecológico de la zona concedida”, tal como lo exige el reglamento.

“Dentro de las actividades a las que nos dedicamos existe siempre el riesgo de afectar a la naturaleza, sin embargo, si nos regimos por el reglamento que regula a la acuicultura todo ello se puede evitar”, advirtió Yohana González, gerente de AmiChile, recordando que la normativa dice que si la “alteración tiene como causa la actividad acuícola será de responsabilidad del concesionario”, refiriéndose a los centros de cultivo.

En la misma línea de cuidado del medioambiente, la ejecutiva recordó que el RAMA exige “mantener la limpieza de las playas y terrenos de playa aledaños al centro de cultivo”, llamando a preocuparse de cumplir con esta exigencia y, de forma periódica, recolectar cualquier tipo de residuos desde los bordes costeros citados.

Otro tema de importancia para no afectar la naturaleza con la actividad acuícola –destacó González- “es la utilización de elementos de flotación que no permitan ningún tipo de desprendimiento de los materiales que lo componen”, poniendo en el tapete los flotadores de plumavit (poliestireno expandido), de los cuales, señala: “desde hace muchos años, veníamos solicitando a la autoridad sectorial que prohíba su uso en el mar, y finalmente hace unos días (16 de marzo, publicación en el Diario Oficial), se establece esta prohibición en el reglamento que regula condiciones sobre el tratamiento y disposición final de desechos provenientes de actividades de acuicultura, otorgando un plazo de, a lo menos, un año para que esto se materialice, y aunque nos habría gustado un plazo menor, ya sabemos que por normativa, este tipo de insumos dejará de utilizarse”.

Recordó además la gerente de AmiChile, que hay playas que son afectadas por residuos –en su mayoría domiciliarios- acarreados por las mareas (las denominadas playas sumideros) y que no son responsabilidad legal de ninguna concesión, sin embargo, existe un compromiso en nuestro gremio, de respeto a la naturaleza y a los habitantes costeros, y por eso en conjunto con Sernapesca, la autoridad marítima, la comunidad y diversas organizaciones constantemente estamos realizando limpieza de estos sectores.

8 vistas0 comentarios