AmiChile aspira al crecimiento, modernización y competitividad de la industria mitilicultora, dentro de un enfoque de acuicultura sustentable en toda la cadena de valor y con una mirada estratégica de mediano y largo plazo para potenciar la productividad de la  industria, motor de progreso y desarrollo para la región de Los Lagos y el país en general.

AmiChile, el gremio que reúne a las empresas mitilicultoras de la Región de Los Lagos trabaja para fomentar el desarrollo de esta actividad productiva dentro del gremio acuícola para alcanzar mejores niveles de productividad, competitividad  y sustentabilidad.

Buscamos la unión de pequeños, medianos y grandes  productores, exportadores y proveedores de la industria para trabajar en conjunto en la búsqueda de soluciones a los diferentes desafíos y  problemáticas del sector,  y representar ante las autoridades, gremios y comunidades los intereses de la industria, generando alianzas estratégicas público-privadas que vayan en beneficio de la mitilicultura.

Promovemos la sinergia e integración de toda la cadena de valor que participa de la industria mitilicultora a través de un encadenamiento productivo que beneficia a todos los actores participantes, desde los pescadores  artesanales que captan las semillas o cultivan el marisco hasta las empresas que procesan y exportan los mejillones al mundo.

La mitilicultura, la industria que cultiva, procesa y exporta este marisco tan típico chileno, se ha transformado en un importante polo de desarrollo económico y social en la Isla de Chiloé. Actualmente hay 619 empresas dedicadas a esta actividad productiva, de las cuáles cerca del  89% son PYMES, generándose un virtuoso encadenamiento productivo entre las grandes, medianas y pequeñas empresas que viven del chorito o mejillón chileno como se le conoce en los mercados internacionales. Se estima que esta actividad productiva ofrece hoy cerca de 17.000 empleos formales y 5.000 empleos indirectos en la Región de Los Lagos, considerando proveedores de insumos y servicios que trabajan con la industria mitilicutora en toda la cadena de valor. Las plantas procesadoras industriales  compran más del 50% de sus mejillones a pescadores artesanales y pequeños productores que pueden obtener un mejor precio de sus productos que si los vendieran a través del mercado informal y cuentan con un poder de compra estable durante la temporada de cosecha. La mitilicutora ha permitido, además de ampliar el mercado laboral en la región, atraer nuevas inversiones en infraestructura, educación, capacitación y tecnología que ha permitido impulsar la acuicultura como una de las actividades productivas más importantes de la región, y de la Isla de Chiloé en particular.

Chile es hoy el principal país exportador de choritos del mundo y el 90% de la producción de este marisco proviene de la Isla de Chiloé.

El chorito chileno hoy se comercializa con éxito en USA, Europa y Asia gracias a la creciente demanda de la población en estos países por consumir mariscos sanos, de buena calidad, de alto valor nutritivo y que provengan de ecosistemas marinos no contaminados.

La mitilicultura, la industria que cultiva, procesa y exporta este marisco tan típico chileno es hoy la segunda actividad acuícola más importante del país y se ha transformado en un importante polo de desarrollo económico y social en la Isla de Chiloé. Actualmente hay 619 empresas dedicadas a esta actividad productiva, de las cuáles cerca del  89% son PYMES, generándose un virtuoso encadenamiento productivo entre las grandes, medianas y pequeñas empresas que viven del chorito o mejillón chileno como se le conoce en los mercados internacionales. Se estima que esta actividad productiva ofrece hoy cerca de 17.000 empleos formales y 5.000 empleos indirectos en la Región de Los Lagos.

Para producir el chorito en forma natural, operan hoy más de mil centros de cultivo industriales y artesanales que ocupan una superficie de 11.000 hectáreas, los que se dedican a la captación de semillas y a la engorda de estos mariscos que cuelgan de boyas instaladas en la superficie marina y se alimentan en forma natural.

Por eso podemos afirmar con orgullo, que hoy Chiloé se ha transformado en la capital mundial del mejillón.

AmiChile promueve entre sus empresas socias, sean estas grandes, medianas o pequeñas, el valor de avanzar hacia una acuicultura cada vez más sustentables, en sus tres eslabones claves de la cadena productiva: en la captación de semillas en el mar, en los centros de cultivo acuícola y en las plantas de procesamiento industrial.

Una gran ventaja del cultivo del mejillón, es su mínimo impacto ambiental, ya que el chorito se alimenta en forma natural en las cuelgas suspendidas en el mar, filtrando microorganismos y plancton que provienen de las frías corrientes marinas desde la antártica hacia el norte y no genera desechos en el suelo marino.

 

Para ir alcanzando estándares cada vez más exigentes de gestión ambiental responsable y sustentabilidad, AmiChile promueve entre sus socios la certificación de los siguientes sellos de reconocimiento de las buenas prácticas ambientales:

AmiChile 

Asociación de Mitilicultores de Chile

Blanco 324 Of. 501  Castro. Chiloé

Fono : 65 2630071