Captación de semillas

La captación de semillas del medio natural es la etapa donde se inicia el cultivo de choritos. Los colectores, confeccionados de paño de red en desuso y red trenzada, son puestos en sistema suspendido; generalmente a partir de octubre y mantenidos por lo menos entre 4 a 6 meses, período que coincide con la época de desove y reclutamiento. El tamaño óptimo para su traslado hasta los centros de cultivo es alcanzado a partir de febrero, dependiendo del centro de capitación y sus condiciones ambientales.

Encordado y siembra

Una vez obtenida e ingresada la semilla al centro de cultivo es seleccionada por tamaño o “calibre”. Tras esta etapa se confeccionan las cuelgas de crecimiento mediante un procedimiento llamado “encordado”, en el cual una manga de algodón envuelve la semilla de chorito que rodea la cuelga de crecimiento, y que posteriormente será suspendida en “long-line” o “cuerda continua” sostenidas por flotadores de polietileno o poliestireno expandido.

El encordado puede ser manual o con encordadora semi-automática o automática, aunque también se puede manejar con el sistema español, donde la semilla es encordada en cuerdas hechas de red, utilizando generalmente una máquina hidráulica instalada en una plataforma o barcaza. Cada 20 a 30 cm se intercalan, en forma perpendicular a la cuelga de cultivo, unos palillos plásticos para evitar el desprendimiento, ya que ésta es una cuelga con el doble del peso y diámetro que la cuelga chilena.

Engorda

Con el paso del tiempo y la acción del agua, la calceta se deshace y sólo quedan los choritos que se van fijando a la cuelga, en un proceso denominado “engorda” que finalizará cuando la cuerda de crecimiento- engorda alcance un peso aproximado que oscila entre 45 a 70 Kg, para el caso de cuelga chilenas, y 120 a 160 kg para las cuelgas gallegas.

Cosecha

Dependiendo de la fecha de siembra y del tamaño de la semilla utilizada, se pueden cosechar individuos de talla comercial (mayor a 5 cm) desde el octavo mes realizada la siembra.

Este sistema de producción no contempla manejos adicionales entre siembra y engorda, pues las cuerdas son sembradas para llegar a la cosecha sin necesidad de posteriores raleos o desdobles, con la finalidad de optimizar el crecimiento y evitar desprendimientos de semilla inherentes a cualquier faena de manipulación de las cuerdas.
Las cosechas, de acuerdo al periodo de siembra, podrán iniciarse en noviembre, y continuar hasta junio del año siguiente, existiendo para esta operación sistemas manuales y mecanizados.

Cuando la cosecha se desarrolla manualmente, es realizada por un grupo de personas o cuadrilla sobre una plataforma de trabajo en el agua. No obstante, varias empresas del rubro han incorporado a su cultivo un sistema mecanizado de cosecha que permite levantar la línea y desgranar las cuelgas de crecimiento, lo que además permite cosechar en malla o bins, aumentar y mejorar sus tiempos de cosecha, clasificar su producción por calibre y entregar a la planta un chorito más homogéneo.

En playa o en puerto, la carga es depositada en camiones cerrados, que llevan el producto hasta la planta de procesamiento, donde tras un tecnificado proceso de elaboración, saldrán a los mercados internacionales en las siguientes presentaciones: Carne IQF, media concha, empaque al vacío o en conserva.

Share Button
Patagonia Mussel
Intemit
Labtox
Sercotec
Cartilla Nutricional
Link
Tabla Mareas