Esta tarea aporta a consolidar el trabajo de conservación, investigación científica en un lugar único en la tierra como es Cabo de Hornos y es un impulso para el desarrollo de actividades sustentables como el turismo.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores se inauguró una muestra sobre el Centro Subantártico Cabo de Hornos, oportunidad en la que reforzaron los objetivos que el Estado de Chile se ha trazado como compromisos en el territorio de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, protegido, internacionalmente, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) desde el año 2005. Todo este esfuerzo, cuenta con la participación protagónica del Gobierno Regional (GORE) de Magallanes.

La ceremonia fue presidida por el embajador Isauro Torres, director de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos del Ministerio de Relaciones Exteriores (RR.EE.), y contó con la presencia de Eugenio Tuma, senador de la República; Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica; Mary Kalin Arroyo, directora del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB); Camila Salas, gerente de comunicaciones de Imagen de Chile; Francisca Massardo, directora del Centro Universitario de Puerto Williams; y Ricardo Rozzi, director del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, entre otros representantes de instituciones y la academia.

El Estado de Chile incluyó como uno de los compromisos voluntarios para la protección de los océanos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, la implementación de la Reserva de la Biosfera de Cabo de Hornos con una extensión y creación de zona marina protegida en el paso Drake; la implementación de estudios del cambio climático en Diego Ramírez e Isla Hornos; y la puesta en marcha del Centro Subantártico Cabo de Hornos donde se desarrollará ciencia, educación, conservación y el turismo sustentable.

Isauro Torres, director de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos del Ministerio de RR.EE., se mostró contento de “estar asociados a un proyecto que tiene múltiples dimensiones ya que por cierto, no solo estamos hablando de una dimensión científica, también estamos hablando de una dimensión académica, puesto que permite que haya un turismo absolutamente responsable, sostenible”, subrayó Torres.

El senador Eugenio Tuma, en tanto, punto focal para Chile de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, destacó la gran proyección que tiene la agenda de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, con la ampliación y la creación del Centro Subantártico Cabo de Hornos para el futuro sustentable de la región, país, y del planeta.

Estado de Avance

De acuerdo con lo detallado por la Universidad de Magallanes (UMAG), la red de monitoreo del cambio climático ya se encuentra instalada con tres puntos de investigación en el Parque Omora, Isla Hornos y Diego Ramírez. En noviembre de 2016, se sumaron los dos últimos lugares, que ya se encuentran aportando información del clima, de flora y fauna de la zona. Estos sitios están conectados con una red chilena y otra internacional que permite ver los efectos del calentamiento global en todo el orbe.

Por otra parte, la ampliación de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos es un proceso que requiere de una solicitud del Estado de Chile a la Unesco para renovar esta categoría otorgada en 2005. Para esto, distintos organismos nacionales están trabajando en el documento que será enviado en septiembre de este año. El objetivo es adicionar una zona marítima en alguna categoría de protección también validada a nivel nacional, trabajo que se está llevando adelante con las carteras de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores, entre otras.

La construcción del Centro Subantártico Cabo de Hornos se encuentra financiada por el GORE de Magallanes y de la Antártica Chilena. Actualmente, se está a la espera de la licitación para iniciar sus obras en Puerto Williams.

El director del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, Ricardo Rozzi, cerró la ceremonia manifestando que “con estos tres puntos de trabajo concluidos, se habrá fortalecido el trabajo de conservación biocultural que están realizando la UMAG, la Fundación Omora, el Instituto de Ecología y Biodiversidad y la Universidad de North Texas en la eco-región subantártica de Magallanes desde el año 2000 hasta la fecha. Y es un aporte que hacemos desde el sur para todo el mundo y que pone a Chile como un ejemplo de desarrollo sostenible”, concluyó el académico.

Share Button
Patagonia Mussel
Intemit
Labtox
Sercotec
Cartilla Nutricional
Link
Tabla Mareas